Estimado/as estudiantes,

Los invito a transformarse en arquitectos y arquitectas desde el primer día en que ingresan a la Universidad. Los invito a buscar sus sueños y sus motivaciones, los invito a buscar cuáles son sus obsesiones en esta carrera.

Descubran cómo la arquitectura trabaja en diferentes ámbitos de la vida humana, desde en cómo habitamos hasta en cómo hacemos ciudad. Como nos relacionamos, cuidamos los recursos naturales y somos capaces de inventar nuevos materiales. Ustedes van a ser los arquitectos de todo eso el día de mañana.

Lo importante es que busquen día a día cómo desafiarse en la carrera, con perseverancia y esfuerzo, por qué y para qué están estudiando arquitectura.

Para qué voy a ser bueno, a quién voy a ayudar estudiando arquitectura, cuál será mi rol en la sociedad. Son preguntas relevantes en las cuales deben trabajar y queremos ayudarles a buscar sus respuestas.

Tienen la fortuna de estar insertos en medio de la ciudad, en nuestro querido Barrio Universitario. La escuela interactúa con la calle, nos hace transformarnos en ciudadanos y peatones y debemos aprovechar esta instancia para pensar y vincularnos de forma activa y positiva. Somos como escuela, una célula urbana y como ella los invito a ser la mejor célula, donde nuestro ejemplo sirva para que se multiplique.

Los invito a ser los arquitectos de su futuro y del futuro, que crean en la colaboración por sobre la competencia y que crean profundamente en el bien común, que piensen formas de vida sustentables para la ciudad y para las personas.

 

Carolina Del Campo

Directora Escuela de Arquitectura UDP