FAADUDP

Proyecto Académico

 

vida_universitaria

La Escuela de Arquitectura de la Universidad Diego Portales pretende formar profesionales capaces de integrarse con responsabilidad al campo de la arquitectura, siendo un aporte en los enfoques y propuestas arquitectónicas, como también en términos de compromiso con la sociedad, la ciudad, su entorno y el medio ambiente.
Se establece como objetivo central, la enseñanza y el aprendizaje gradual e integrador de la arquitectura como una disciplina universal, en sus aspectos conceptuales, formativos y operativos esenciales.
Para ello presenta un sólido programa básico de estudios y de un consistente entrenamiento práctico en las disciplinas matrices de la Arquitectura y el Urbanismo, con un gradual perfilamiento hacia grados académicos y menciones más específicas, utilizando todos los amplios recursos y potencialidades de la Universidad Diego Portales.
El proyecto académico de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Diego Portales parte de una serie de reflexiones sobre el rol del arquitecto en la sociedad contemporánea, y en la chilena en particular. Con respecto al papel del arquitecto en el mundo de hoy, esta escuela suscribe lo que se indica en el primer párrafo de la Carta Unesco/UIA de La Formación en Arquitectura, 2011:
“Nosotros, los arquitectos, implicados en el futuro desarrollo de la calidad del entorno construido en un mundo en rápida transformación, creemos que todo lo que afecta al modo en que el entorno se planea, se diseña, se construye, se utiliza, se acondiciona interiormente, se incorpora al paisaje y se mantiene, atañe al ámbito de la arquitectura.”
Asimismo, suscribimos también la visión de este documento sobre el potencial que la profesión tiene aún por descubrir:
“Somos conscientes del hecho de que, a pesar de la gran cantidad de contribuciones extraordinarias y a veces espectaculares de nuestra profesión, existe un porcentaje sorprendentemente pequeño del entorno construido que ha sido concebido y realizado por arquitectos y urbanistas. Existe aún espacio para el desarrollo de nuevas tareas para la profesión, si los arquitectos llegan a ser conscientes de las crecientes necesidades identificadas y las posibilidades ofrecidas en áreas que, hasta ahora, no han sido de gran preocupación para la profesión. En este sentido, es necesaria una mayor diversidad en el ejercicio profesional y, en consecuencia, en la formación teórica y práctica de los arquitectos.”
Así, el proyecto académico de la Escuela profundiza sobre los campos de ejercicio actual de la profesión, toda vez que permite también la exploración de estas nuevas posibilidades que se abren en el futuro.
En cuanto al primer aspecto, la Escuela determina una serie de saberes que resultan indispensables para el correcto desempeño del profesional en el medio. Ellos se imparten a través de asignaturas teóricas y otras proyectuales, de las cuales el eje central de también donde se espera recoger, a través del proyecto, los aprendizajes de las diferentes líneas de la Escuela. En su conjunto estas asignaturas, tanto proyectuales como teóricas, conforman un primer ciclo (desde el 1° al 6° semestre) que revisa el saber fundacional de la disciplina.
En cuanto a la exploración de las nuevas posibilidades que, entendemos, se abren para la profesión, la Escuela permite y estimula al alumno, una vez superado ese primer ciclo, a encontrar caminos de desarrollo personal al interior de la malla, y a orientar, de acuerdo a reglas preestablecidas, la formación que recibe hacia sus propios campos de interés. Nos mueve en este sentido la convicción de que la “mayor diversidad” de la que se habla en la Carta Unesco/UIA es el resultado de inculcar en nuestros alumnos una cultura de la exploración de sus propios intereses y talentos, y la forma en la que ellos permitirán en el futuro abrir espacios laborales nuevos.
Es en este asunto donde interviene una de las directrices de la Facultad a la que la Escuela pertenece, la de la exploración de los nichos y vínculos interdisciplinares, especialmente con las otras unidades de la Facultad. Recogido claramente en el Plan estratégico 2012-2016, este propósito persigue sembrar en la comunidad académica una inquietud por ampliar el campo de intereses disciplinar, y por constituir grupos de trabajo mixtos que reproduzcan al interior de la universidad la complejidad intersectorial del trabajo profesional de los arquitectos.

 

Acreditación Institucional